h1

Nadie es profeta en su tierra

3 julio, 2009
EVANGELIO DEL DOMINGO ( Mc. 6,1-6) Photo Flipbook Slideshow Maker

  

NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA 

El Evangelio del domingo,  nos dice que Jesús fue a predicar en la sinagoga y no lo escucharon; no podían creer que “un hijo de vecino”, el hijo de José el carpintero,el hijo de María, de  quién conocían a  toda la parentela, pudiera ser un enviado de Dios y hacer milagros en su nombre .

El refrán con que Jesús  caracteriza la incredulidad de sus paisanos, hoy nos lo podemos aplicar muy bien a nosotros: “Nadie es profeta en su propia tierra”  A nosotros nos puede suceder lo mismo que a la gente de su tiempo, igual que a los paisanos de Nazaret.

¿No estaremos acostumbrándonos al Evangelio que oímos todos los días? ¿No nos pasan de lado las palabras de Jesús, invitándonos a la solidaridad , al compromiso de amor con los demás?  al perdón , a la confianza en la bondad y en la  providencia de Dios?

¿No juzgamos mal a quiénes se toman  en serio eso de ser cristianos? ¿no decimos que exageran, que buscan protagonismo, que son imprudentes? 
La escena evangélica  que pone Marcos ante nuestros ojos, no es una simple anécdota del pasado de la vida de Jesús,sino que es una advertencia para que estemos siempre atentos a reconocer a Jesús, la novedad de su palabra; su presencia en cada uno de los cristianos que se afanan por servir a los demás realizando los milagros de la acogida
y de la misericordia que realizaba Jesús .

REFLEXIONEMOS.

¿Sabemos nosotros descubrir  a los profetas que hay en nuestra  tierra?

¿Reconocemos a la gente buena en nuestra comunidad,en nuestra familia?

¿Apoyamos  a la gente que es instrumento de Dios y que a través de ellos

quiere  darnos algo que necesitamos,algo importante,algo

que necesitamos y que  nos va  a cambiar la vida?

Descubrir a Dios en medio de nuestros hermanos, es comenzar
la plenitud a la que todos estamos invitados:La del Reino de los cielos.
Que Jesús , Hermanoy Señor nuestro,sencillo carpintero y Dios verdadero,talle con sus manos, la madera de nuestro corazón
  

 

   

  

 

10 comentarios

  1. Entre los curas hay normas no escritas, pero básicas. Una es que un cura jamás debe ser párroco de su pueblo. Y hay algo que dices que me parece importante: cuando alguien nos cuestiona la vida con su palabra o su ejemplo, hay una tendencia generalizada a disculparnos diciendo que el que nos hace ver la realidad no es persona de fiar, que no tiene cualidades morales para hacernos ver que quizá estemos equivocados.Lo duro es reconocer que hay que cambiar. Pero hay que hacerlo. Un abrazo.


  2. Por lo general a las personas que les damos credito son a las que tienen renombre y fama. Y no creemos que las personas que conocemos tengan capacidad. Pero con el tiempo por sus frutos las conoceremos.


  3. Que bonito escribes y que bien nos haces reflexionar.Gracias por todo lo que nos das a tantas personas.Un abrazo.Maria Angustias


  4. exelente reflexion, muchas veces la humildad cualidad mayuscula del profeya pone de manifiesto nuestra arrogancia y falsa sabidura venda ocular que nos enceguece a tal punto de no poder descubrir a CRISTO , tan sencillo que esconde toda su divinidad y poder en la especie de pan y vino fruto del esfuerzo de aquellos que labran la tierra con sus manos .Un beso grande jose luis


  5. GRACIAS, María Luisa: Comparto otro comentario que acabo de leer del Evangelio del Domingo 14 del Tiempo ordinario«Marcos no narra este episodio para satisfacer la curiosidad de sus lectores, sino para advertir a las comunidades cristianas que Jesús puede ser rechazado precisamente por quienes creen conocerlo mejor: los que se encierran en sus ideas preconcebidas sin abrirse ni a la novedad de su mensaje ni al misterio de su persona.¿Cómo estamos acogiendo a Jesús los que nos creemos «suyos»? En medio de un mundo que se ha hecho adulto, ¿no es nuestra fe demasiado infantil y superficial? ¿No vivimos demasiado indiferentes a la novedad revolucionaria de su mensaje? ¿No es extraña nuestra falta de fe en su fuerza transformadora? ¿No tenemos el riesgo de apagar su Espíritu y despreciar su Profecía?»(José Antonio Pagola).Un abrazohttp://corrientita.iespana.es/


  6. Curiosamente siempre valoramos más a las personas que están lejos que a aquellas que nos rodean…Quizá tememos que nos hagan sombra…Vemos más cercanos sus defectos y nos negamos a ver sus cualidades…Si alguien nos hace un favor se lo agradecemos calurosamente…y no vemos los favores contínuos que nos hacen quienes están junto a nosotros todos los días…Un abrazo: Joan Josep


  7. Es cierto muchas veces admiramos a personas que estan a miles de kilometros sin mirar lo que estan haciendo las personas que se encuentran a nuestro alrededor … nose si es muchas veces la envidia , o el miedo a quedar opacados , o el juzgar …. una verdadera lastima porque lo mejor es como se dice , descubrir a Jesus en el hermano cada dia un abrazo fuerte querida amiga


  8. Realmente nos hace falta más humildad, más sencillez….La falta de estas virtudes hace que se desarrollen en nuestra vista las cataratas del engreimiento y la autosuficiencia que nos impiden descubrir a Cristo….Felicidades.. Nos ofreces una buena reflexión..MARCOS.-


  9. ¡¡gracias Maria Luisa por tus comentarios a los Santos Evangelios, que tanto bien nos hacen Un abrazo Paquita.-


  10. TI : cuanto nos cuesta reconocer a Jesús en el hermano que camina a nuestro lado!!!un fuerte abrazo Marité



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: