h1

LA MISIÓN

11 julio, 2009

  

 

  

LA MISIÓN: TERCERA ETAPA DEL MINISTERIO DE JESÚS

Evangelio del domingo 12-07-09 (Marcos 6, 7-13)

Resulta bueno comenzar la reflexión del Evangelio del domingo, tomando conciencia que todos somos llamados a ser hijos de Dios en su Hijo Jesucristo.Este es el título de mayor gloria para los cristianos.La mayor alabanza que le podemos dar al Padre es que formemos los creyentes una familia, una  comunidad de iguales, donde reine el perdón y la reconciliación , la paz y la justicia.

Desde este punto de vista debemos leer el Evangelio de Marcos. Los doce apóstoles son el símbolo del Pueblo de Dios, como aquél estaba formado por doce tribus, el nuevo Pueblo está formado por los doce apóstoles, símbolo de todos las comunidades , de todas las familias, de todos los hombres del mundo.

A Jesús como  buen educador, no le bastó con enseñar a sus seguidores , sino que los incluyó en su propia obra y los envió como mensajeros a predicar la Nueva Buena de la salvación, y en ellos todos somos enviados,  a predicar el Evangelio con la palabra y con las obras.

Todos tenemos que ir como discípulos, enviados por el mismo Jesús, con su autoridad y su mandato, apoyados los unos en los otros. Sin pretender imponer el mensaje por la fuerza. Debemos realizar los mismos gestos de Jesús,y los de sus apóstoles:sanar enfermos (el aceite,es signo de curación espiritual,la del hombre que se reconcilia con Dios),llamar y recibir a los pecadores,consolar a los afligidos, denunciar las injusticcias, bendecir a los niños, liberar a los oprimidos.

La Palabra de Salvación no puede ser encadenada, la liberación no puede ser encarcelada.Si no nos dejan hablar en un lugar iremos a otro.Ellos siendo tan pocos realizaron el milagro de difundir el Evangelio  por los cuatro puntos cardinales y así lo siguió haciendo la Iglesia  a través de todos los siglos.¡Ese es el mandato!

Los tiempos han  cambiado, quizás también los medios y modos de predicar, pero lo que sigue vivo  y operante es la Palabra, su mensaje, y sobre todo la autoridad con la que Jesús  nos  envía en medio del mundo.

Recordemos que son millones y millones los  seres que no han oído  que Dios los ama, que han sido salvados por Cristo y destinados a ser sus hijos para dejar de sufrir las consecuencias de la violencia, del hambre , de la guerra y de la opresión.

Los misioneros debemos ser portadores de un mensaje transformador que lleve paz y alegría a los necesitados de Dios, recordando siempre que:

LA EVANGELIZACIÓN INCLUYE LA HUMANIZACIÓN.

  

       

 

8 comentarios

  1. Prediquemos con el ejemplo. Seamos un mar de amor vivo que se derrame entre nuestros semejantes, que les haga preguntarse qué tenemos de especial. Que la alegria del Padre se derrame en nuestros actos y nuestras miradas.Hacer nuestra la Voluntad del Padre, sin pensar en castigos ni recompensas….en esto consiste traer el Reino de los cielos a la Tierra.Felicitaciones por tus entradas que siempre nos recuerdan aquello que jamás debemos olvidarUn besoFrancisco


  2. La praxis es el fundamento de toda enseñanza. Podemos hacer discursos maravillosos, pero si no ven nuestras obras no seremos mas que campanas que resuenan.Un abrazo. Pablo


  3. El qué es la misión. Eso es lo importante. Anunciar el evangelio de la conversión. Un gran abrazo.


  4. muy rica entrada amiga!!!!!!!!!!!!Te agradezco muchisimo tu comentario en mi blog, sos muy generosa!!Saluditos, buen finde!!!!!!!!!!!!!!


  5. TI MUCHAS VACES CANTAMOS "ALMA MISIONERA" SIN SABER O LO QUE ES PEOR SIN VIVIR LO QUE REPETIMOS EN LA LETRA: …llevame donde los hombres necesitan tu PALABRA…..QUE DIFÍCIL ES LA MISIÓN PERO SIN "OBRAS" NO HAY EVANGELIO.GRACIAS ME HICISTE REFLEXIONAR!!!


  6. ¡¡hola Maria Luisa!! Gracias por tu Evangelización a través de las entradas en tu blog. Un besote. Paquita.-


  7. SALUDITOS NUEVOS M LUISA!!!!!!!!!!!!!!!! Me encanta este lugarcito, este tema me encanta, lo cantabamos con los jovenes en la iglesia, q recuerdos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! LLEVAME DONDE LOS HOMBRES, NECESITEN…Q LINDO!!!!!!!!!!!!!!!!!! Gracias por aceptarme!!


  8. Creo que todos los auténticamente conversos evangelizan hasta sin querer. Me explico. Si los evangelios han impregnado nuestra vida en todas sus facetas, difícil sería no dejar escapar nuestros sentimientos, nuestra forma de pensar y, sobre todo, nuestra forma de actuar. Es la fuerza del Espíritu de Dios lo que mueve a los creyentes y esto no se puede guardar en nuestro corazón.Un abrazo. Pablo



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: