h1

El Misterio de la Vida y de la Muerte

6 noviembre, 2010

A Dios no se le mueren los hijos Nacemos para la vida eterna

“Él no es un Dios de muertos sino de vivos”

Les comparto la meditación sobre el Evangelio del Domingo, enviada por el Padre Juan Fasolato.(Leer el texto Bíblico en el lateral derecho del blog)

 ESCUCHA  Y  MEDITA  CON  ATENCIÓN

CONTRA LA MUERTE

En la medida en que los hombres vamos perdiendo una fe que dé esperanza y sentido a nuestra vida, nos resulta más fácil abusar de la muerte.

Basta estar atento a la realidad de cada día para constatar, con pena, cómo crece de manera incontenible lo que K Marti ha llamado «el mutuo asesinato». Los hombres nos matamos unos a otros en las guerras, en el tráfico, en la lucha por nuestros propios intereses. Nos estamos acostumbrando a buscar una solución eficaz a nuestros problemas acudiendo rápidamente a la supresión del adversario.

Entre nosotros, son bastante los que defienden y apoyan sin demasiadas reservas una política en la que se utilice el asesinato de otro hombre en la medida en que su ejecución pueda ser rentable y eficaz para la propia estrategia.

Son muchos más todavía los que aprueban con una frialdad desconcertante la muerte de quienes no han nacido todavía y piensan que el aborto es la solución mejor y más eficaz para resolver la tragedia que se encierra detrás de cada madre que aborta.

Pero, nos matamos también unos a otros, cuando no reaccionamos ante el tráfico de droga que está destruyendo a nuestros jóvenes, cuando permitimos situaciones que arrastran a algunos al suicidio, cuando abandonamos a los ancianos a su soledad empujándolos prematuramente hacia la muerte.

Naturalmente, no todo puede ser juzgado de la misma manera. Pero, todo esto, ¿no nos está indicando que en la conciencia social está muriendo poco a poco el amor a la vida y la defensa apasionada de todo viviente?

Es ahora cuando los creyentes tenemos que recordar más que nunca que creer en la resurrección es mucho más que «cultivar un optimismo barato en la esperanza de un final feliz».

El Dios en el que creemos “no es un Dios de muertos sino de vivos”. Cuando uno ha quedado «seducido» por la fuerza de la resurrección de Jesús, descubre en Dios a un Padre apasionado por la vida y comienza a amar y defender la vida de una manera nueva. El creyente siente que, ya desde ahora y aquí mismo, se nos llama a la resurrección y la vida. Por eso, toma partido por la vida allí donde la vida es lesionada, ultrajada y destruida.

El que cree en la resurrección ama la vida, la defiende, la hace crecer, lucha siempre para que sea más humana, hermosa, sana y feliz. «La resurrección se hace presente y se manifiesta allí donde se lucha y hasta se muere por evitar la muerte que está a nuestro alcance»

 

R NO 0LVIDES LO MEJOR

Nuestro cristianismo se ha basado y sigue basándose a veces más en la muerte y el culto a los muertos que en la vida, la resurrección y la celebración pascual. Pero sabemos que la vida es el don más apreciado del ser humano. Un don que, por ser de Dios, es sagrado.

Las promesas de Dios se relacionan con la plenitud de la vida.

La misión de la Iglesia es proclamar la resurrección y la vida.

 

X ORA  CON  FE

Dios Padre Nuestro, Dios de Abraham y de Jacob, Dios de Vivos, Dios de Vida, que nos has llamado a todos los hombres y mujeres y a todas las criaturas, a la Vida, y que, a pesar de la muerte, nos sigues llamando a la plenitud de la Vida: ilumina nuestra fe para que sepamos contemplar el misterio de la vida y de la muerte de una forma que genere vida para nosotros y para toda la creación. Por J.N.S.

 

Querid@ Amig@:

Esta semana podemos buscar vivir con una visión más “sobrenatural” en nuestras vidas. Nunca hay que olvidar nuestros problemas, pues no se resolverán solos; pero sí los podemos asumir con la confianza de que existe un Dios de la vida que habla por encima de todos ellos como habló por encima de la Cruz de su Hijo.

 

Estás en el Cáliz de cada Eucaristía y te bendigo afectuosamente

       Tu amigo en Jesús y María

                                                           P. Juan, sdb

 

Easy Free Borders from TagBot Borders

16 comentarios

  1. Dios Padre nos apoya y guía y sufre cuando no nos respetamos entre nosotros. Demosle nuestro amor y no le hagamos sufrir más.
    No he recibido aún tu mail y cuando me pones mensajes los recibo a través dle otro blog que lo tienes privado. Espero tu contestación. Gracias
    Ana


  2. El dolor no dejará de visitarnos. Pero más fuerte es la dicha, más la VIDA. Con mi oración y mi afecto.


  3. Hola, María Luisa, recibe un abrazo fraterno con el amor del Padre. Hermosa, certera y elocuente carta. ¡Qué cierto es! Nos estamos acostumbrando a convivir con la muerte y de seguir así, pasaremos de celebrar la vida al nacer a celebrar la muerte al fenecer: ¡qué tristeza siento ante esta cruda realidad! En la actualidad, desde la cumbre de diversos gobiernos se incita a la muerte, al odio, a la guerra, para estos personajes su dios es la muerte y el poder terrenal; son seres vacíos sin un norte que sólo aspiran a lograr sus metas materialistas. Me pregunto, ¿cuáles serán las creencias de esta gente? Que Dios, es su Divina Misericordia se apiade de quienes atentan contra la vida que nos dio el Señor, Nuestro Creador”.


  4. HOLA M.LUISA: MI MAYOR DESEO ES QUE SE TE HAYA IDO ATENUANDO ESE DOLOR QUE LLEVAS EN TU CORAZÓN ,SE QUE ES DIFICIL ,HAY QUE LLEVAROL DÍA A DÍA Y LLEGARÁ OTRO , EN EL QUE YA “DOLORERÁ MENOS” POR


  5. QUE NUNCA NOS PODREMOS OLVIDAR. DE NUESTROS SERES , Y CREO QUE TU LO SABES ,, .
    TU ENTRADA SOBRE LA VIDA Y LA MUERTE ES REAL COMO LA MISMA VIDA ,,ASÍ ES COMO DICE. ¡PERO¿ QUE PODEMOS HACER? SOLO LOM QUE PODAMOS ….
    BESITOS CHARO.M.


  6. Apreciada Mª Luísa.Me he alegrado al verte de nuevo en el Blog de Jorge. Es la muerte sin ninguna duda la que nos lleva a la Vida. Nacemos a la vida por medio de la muerte. Muy buena entrada amiga. Te dejo un fortísimo abrazo y ojalá te lleguen mis mejores deseos a través del océano, estos días estás muy presente en mis pensamientos y oraciones.


  7. San Agustín escribió: En el paraíso “descansaremos y veremos; veremos y amaremos; amaremos y alabaremos. He aquí lo que habrá al fin sin fin” (De civitate Dei, XXII, 30, 5; PL 41, 804).
    En las horas difíciles, teniendo presente la valentía de los mártires y de los santos, no hemos de olvidar nunca las palabras del Símbolo apostólico: “Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro”. Son fuente de fortaleza y esperanza, luz y apoyo en la prueba.
    A María Luisa y familia: “que Dios los sostenga y los ayude María Santísima, Madre de Dios”.
    Abrazos, cariños y muchas bendiciones !!
    Betsi.


  8. Asi como nuestro Sr. Jesús resucitó, asi también nosotros resucitaremos,sabemos que nuestra fé no es vana,ya que si con el morimos con el vivimos, y como el resucitaremos,y seremos semejantes a los angeles, ya nos lo dijo El.bendito y alabado sea nuestro DIOS.
    Gracias Marylu por permitime entrar en tu espacio tan hermoso, Dios te bendiga.


  9. Querida María Luisa…La pena en estos casos es grandísima, únicamente la fe nos alienta al saber que participando de la muerte, participaremos de la resurrección de Aquel que dio la vida en la Cruz, para que tuviésemos VIDA….
    Un fuerte abrazo
    http://corrientita.99k.org/


  10. Hola Maria Luisa, cuando comentas en mi espacio sigue apareciendo el gravatar de tu espacio desaparecido. Yo puedo entrar aquí porque tengo tu nueva dirección de blog, pero no puedo hacerlo pinchando en tu nombre cuando me comentas porque sale el antiguo. Debes anular esa cuenta si ya no existe y comentar desde este blog. Gracias
    Ana


    • Anita :En Gravatar encontrarás dos fotografías, a la derecha de ellas dice Personal Link y abajo Mery Luis.Si haces click ahí , entrás directamente a mi espacio.Cuando te comente ,no pinches sobre mi nombre , sino sobre la fotografía del gravatar según te indiqué. ¡A ver si lo logramos!!!!


  11. Él no es un Dios de muertos sino de vivos…
    Te quiero mucho amiga! Cristy


  12. Maria Luisa: ¡A Dios también se le muere espíritualmente algún hijo…!(por ejemplo el Apostol Judas y como él, muchos más…)Él,sabe de nuestro sufrimiento terrenal cuando se nos va un ser querido y se compadece de nosotros sus hijos,como Padre,hermano y amigo que somos de Él, pero…el valor real que Él, nos da…a cada uno de nosotros…es la Vida a la que nos está llamando constantemente.
    De nuevo mis condolencias y un abrazo


  13. Querida Mª Luisa, aunque el dolor es grande ahora, piensa q la muerte es la puerta para estar al lado nuestro Señor, Dios de la VIDA ETERNA. Un abrazo


  14. Gracias a todos por su aliento y compañía.Necesito decirles que la expresión:A Dios no se le mueren los hijos, responde a la leyenda que se lee al pasar el cursor sobre la imagen y que dice “nacemos para la vida eterna” por eso repetimos con Jesús “Él es un Dios de vivos”La Fe en la Resurrección nos conforta y anima a seguir, cuando creemos que el dolor se apodera de nuestro ser.”Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
    Los amo en el Señor:María Luisa


  15. Asi es, así es querida amiga, que Dios te bendiga y siga dandote tantas bendiciones



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: