h1

Entrar en el desierto

5 diciembre, 2010

 

 

El Reino de Dios exige conversión…

Para mirar al horizonte, allí desde donde viene el Reino, hace falta internarnos en el desierto del espíritu, desprendiéndonos de ciertas estructuras pesadas, afin de darle un vuelco a nuestra vida: pulir lo malo y hacerlo decididamente bueno. Es necesario «dar el fruto que pide la conversión»: una vida nueva, orientada a acoger el Reino de Dios

“Convertíos……………”Éstas son las primeras palabras que pronuncia Juan en el desierto de Judea. Y éstas son también las primeras que pronuncia Jesús, al comenzar su actividad profética, a orillas del lago de Galilea.

¿Que quiere decir esto? Que el camino empieza en la conversión. Pero esta conversión no consiste en hacer solo penitencia. Esta conversión consiste en una vida nueva que debe renacer del desierto. Esto no consiste en cumplir con más fidelidad las prácticas religiosas, sino en “buscar además, el reino de Dios y su justicia”, acogiendo a los alejados de nosotros, a los que se marcharon de la Iglesia, acompañando a los que sufren; dar acogida a los más débiles; sentir compasión hacia los que sufren; dar el  ofrecimiento gratuito del perdón y la defensa de toda persona, luchando por las injusticias, promoviendo estos mismos signos que Jesús practicaba y que hoy quiere seguir realizando a través nuestro.

En la Biblia el desierto simboliza el encuentro de Dios con el corazón humano, el que reconoce la vanidad de todo y descubre que sólo en Dios encuentra un sentido para su existencia

Por eso hoy deberíamos pensar que estamos necesitando también nosotros un desierto, un tiempo de despojo interior y de soledad para poner la propia vida bajo la Luz de Dios y estar disponible sólo para Él

¡Señor ayúdanos a convertirnos de verdad, a prepararte el camino que te permita llegar a nuestros corazones,

¡Ven Señor, no tardes más!

9 comentarios

  1. ¡Señor ayúdanos a convertirnos de verdad a prepararte el camino que te permita llegar a nuestros corazones,
    ¡Ven Señor, no tardes más !!…

    Un abrazo querida María Luisa
    http://corrientita.99k.org/


  2. Es importante formar parte del milagro de la conversión, permitiéndole a Cristo crear en nosotros un corazón nuevo, lleno de fe y esperanza. La conversión es el cambio, es el corazón nuevo, que es acción de Dios en las almas, acción de Dios a través de los sacramentos, a través de la Palabra, a través de la acción humana hecha por Él mismo. Ese corazón cambia; donde antes había odio, ahora hay amor; donde había inquietud hay paz; donde había tristeza hay alegría; donde había envidia hay una acogida generosa.

    Dios te ama, Jesús está contigo
    María Luisa, muchas bendiciones !!
    Betsi.


  3. ENVIADO POR MARIA GRACIELA ACUÑA (Mariela)
    Hola María Luisa!
    Acabo de visitar tu espacio.
    No es igual al que tenías antes, pero es hermoso. Igualmente está impregnado de todo tu amor y tu hermosa fe!!!
    Creeme que no encontré ni un link para dejarte mis felicitaciones por tan maravillosa misión que llevás adelante por internet y mi agradecimiento por nuestra conversación telefónica tan cercana y tan llena de amor y de Dios.
    Gracias María Luisa, por abrirme tu corazón desde la amistad, el compañerismo, la sinceridad, la franqueza.
    Gracias por hacerme sentir siempre tu mano amiga, tu corazón tan hermanado.
    Gracias por regalarme tanta sinceridad, tanta espontaneidad…tanta frescura de corazón!!!! Te soy muy sincera, María Luisa, hace un rato me sentí conversando con una hermana por tu maravillosa calidez, sinceridad y apretura de corazón!!!!
    Sentí que en medio de nuestras palabras palpitaba el Amor de Dios por la simpleza, la espontaneidad, la apertura…el gran amor mutuo…!!… Y puedo continuar con “los gracias”…
    Gracias amiga mía!!! Gracias,..Porque tu existencia es un gran regalo para mí.
    Un gran abrazo y todo mi cariño, Mariela.


  4. Ser santos, porque no tenemos otro objetivo en la vida que la santidad. Convertirse es mucho más que un pequeño cambio. Es ser completamente de Dios. Y eso supone mucho sagrario, mucha oración, vivir los sacramentos, confianza y amor a la Iglesia. Ser santos como Dios es santo. Un abrazo.


  5. La oración es fundamental en nuestra vida para ponernos en las manos de Dios, pero mientras no nos pongamos a disposición de los demás no habrá verdadera conversión. Este es un camino difícil de recorrer, especialmente si se esperan prebendas a cambio de ese servicio gratuito.
    Un abrazo
    Pablo.


  6. El Señor siempre está con nosotros al igual que la Virgen MAría.
    Muchos besos
    Ana


  7. Convertirse en cada instante para alcanzar la felicidad para la que fuimos creados, parece mentira lo que nos atamos a pesados fardos que nos estancan en el camino o nos hacen retroceder. En este tiempo nos recuerda la Iglesia lo que tenemos que hacer.
    Un abrazo
    Maribel


  8. EL AMOR DE DIOS NOS HACE LIBRES, NOS TRANSFORMA DE PIES A CABEZA, AHONDA EN NUESTRAS RAÍCES Y NOS INUNDA DE AMOR, DULZURA, PAZ Y CARIDAD FRATERNAS. DAMIEL.


  9. QUERIDA MARIA LUISA: VISITÉ TU ESPACIO HACE TIEMPO Y ME PARECE FANTÁSTICO. DEMUESTRAS UNA SENSIBILIDAD Y UN AMOR EXTRAORDINARIOS. TE QUERÍA PEDIR SI PUEDES INDICARME COMO PONER MÚSICA EN MI BLOG. MI CORREO ELECTRÓNICO ES dulcemariajhs@gmail.com. bendiciones. DAMIEL.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: