h1

Efectos terapéuticos del perdón

7 abril, 2011

.

EL PERDÓN NOS QUITA LA MOCHILA

Hoy voy a iniciar este post con algunas preguntas:
¿Suele pasarnos que algunos días nos sentimos felices, que nos parece que todo lo podemos lograr? que la alegría y el buen humor nos acompañan?, pero que…… pasado apenas unos días revertimos la “felicidad” y sentimos que todo está mal cayendo en el pozo de la angustia y la tristeza? ¿Suele pasarnos que aquélla persona que nos pareció genial, pasado el tiempo comenzamos a descubrirle todos los defectos?¿ Que aquél proyecto que nos pareció inmejorable, ahora ya no sirve, ni nos interesa?
Creo que esto no es muy infrecuente que aparezca alguna vez en nuestras vidas, sin embargo es necesario considerarlo como una alarma, un síntoma de que algo está sin resolver, nos está privando de la estabilidad emocional y nos quita la paz…

¿Cuál será la mejor medicina para esto que se ha dado por llamar enfermedad bipolar? Lo más posible es que necesitemos encontrar el centro del problema, aquello que guardamos en nuestro corazón bajo el signo del perdón, pero que aún no lo hemos soltado, sino que lo ocultamos tanto, que ha comenzado a echar raíces amargas que son las que no nos permiten salir de ese péndulo que nos lleva continuamente de la tristeza a la alegría en un sin fin de oscilaciones que nos desconciertan e intranquilizan.

Gracias a Dios el perdón ha pasado hoy a formar parte del “Capital de la psicología”, ha sido motivo de investigaciones serias y profundas, sobre los efectos terapéuticos del perdón..no solo en las actitudes pendulares mencionadas , sino en la mejoría de los estados de depresión, de angustia, de ansiedad , agregando además salud física a la persona en conflicto, a la que guardó rencores, deseos de venganza, o resentimientos….. y ahora por la capacidad de perdonar, se siente liberada de los sentimientos de culpa.
¡CRISTO ROMPE LAS CADENAS DEL PECADO!

Los que andan por la vida pensando mal de otras personas, no saben que toda esa basura se vuelve sobre ellos. El perdón verdadero hace cambiar la forma de pensar sobre los demás, y en consecuencia sobre uno mismo. Así es como llegarán los días felices, aún en medio de las dificultades.

Jesús nos pide CONVERSION y conversión es corregir el rumbo y dirigirlo al lugar exacto. Comencemos pidiéndole perdón por nuestro pasado malo o imperfecto, perdonando y pidiendo perdón a nuestros hermanos y a nosotros mismos. Tomemos nuestra cruz y sigamos a Jesús haciendo el bien y recibiremos LA PLENITUD DE LA GRACIA .Si en el camino nos caemos, recordemos que en nuestra fragilidad, obra el poder y la misericordia de Dios.¡Suficiente motivo para levantarnos y continuar!!!APAGAR LA MÚSICA DEL BLOG PARA ECUCHAR EL VIDEO


Easy Free Borders from TagBot Borders

9 comentarios

  1. Buenos dias y feliz jueves amiga. Yo siempre perdono, ya que no soy rencorosa, el recor da mal a la vida y la fe te lleva por buen camino. Besitos


  2. Es difícil perdonar cuando uno está enojado con toda la humanidad. Hay personas que están resentidas con la humanidad. Con la vida porque no se sintieron bien tratadas. Con el cura del pueblo. Los frailes del colegio. Sus parientes. La sociedad. El capitalismo liberal. El comunismo opresor. Las religiones. Los politicos. Los banqueros. Gente que piensa que toda la humanidad está en deuda con su persona.
    Aceptarnos como somos. Reconocer nuestra responsabilidad en nuestra propia vida, perdonar y convertirnos al Señor.


  3. ¡Es tan dificil el perdón,! pero mirando a Cristo podemos conseguirlo,con fuerza de voluntad y humildad. Besos Maria LUisa
    Ana


  4. ¡QUE BONITO EL PERDONAR!, PERO EN GENERAL ,,,,LO USAMO .

    S COMO TEORÍA?? O LO LLEVAMOS A LA PRÁCTICA.
    PIENSO ,QUE CUANDO “AMAS ” DE VERDAD AHÍ ES CUA NDO NO EXISTE RENCOR, NI DESPRECIO, NI DUDAS PARA PERDONAR.

    SOBRE RU ENTRADA DE (CREO) NUESTRA 4ESPERANZA , ME HA GUSTADO ¡ BRAVO M. LUIDSA! BESITOS Y GRACIAS .CHARO.M.


  5. Has escrito algo precioso y reconfortante. el perdón es lo más grande que podemos tener hacia los demás, pero a veces..¡es tan dificil! sobre todo cuando vemos que se hace daño solo por el hecho de hacerlo. Como cristianos tenemos que mirar hacia Jesús y eso ya nos muestra el camino, aunque nos cueste, pues si no hacemos así el odio y el rencor se vuelven contra uno mismo y eso si que no conduce a nada bueno, nos aniquila y nos hunde al abismo en un sufrimiento sin sentido. Perdonar es lo más hermoso. Un abrazo.


  6. El perdón es un don de Dios, es difícil perdonar cuando se está herido o vejado, sin embargo, nosotros, como cristianos debemos hacer el esfuerzo para disipar la tristeza que causan las ofenzas; sólo analizando y justificando el motivo de la ofenza podemos perdonar; además es bueno recordar que Jesús, el hijo de Dios y Dios mismo nos perdona a cada instante, ¿por qué nosotros somos tan soberbios que no podemos perdonar? Simplemente, somos humanos y no hemos aprendido a perdonar, por eso cuesta tanto. Por amor a Jesús, debemos proponernos perdonar, aliviar nuestro dolor y olvidar las ofenzas.


  7. Afirma el sacerdote Ricardo Bulmez, en sus charlas sobre el don del perdón, que el peso del pecado y la falta de perdón es como cargar en la espalda una enorme y pesada nevera e ir arrastrandola durante toda la vida y pregunta que si eso tiene sentido.


  8. Con la Misericordia que somos tratados, aprendamos y trate-monos todos de la misma forma que el Señor nos trata a cada uno de nosotros.
    Tenemos otros ojos, otros oídos, otro lenguaje, otro modo de ver la vida
    Este es nuestro trabajo para con nosotros mismos…Un abrazo María Luisa que el Señor te bendiga.


  9. Psiquiatría y confesión

    La psiquiatría no sustituye a la confesión y la confesión tampoco sustituye a la ciencia médica cuando la persona la necesita.
    Cada vez, en más ambientes, los psiquiatras aconsejan a sus pacientes, que ciertos problemas se resuelven solo con una buena confesión.
    También los sacerdotes tienen algunos nombres de psiquiatras para entregarlos a los fieles que tengan necesidad de iniciar un tratamiento.
    El sacerdote en la dirección espiritual no podrá resolver los problemas que necesiten de la intervención de un psiquiatra.
    El Psiquiatra tampoco podrá resolver lo que es de confesión. En muchos casos es necesario el complemento de ambos tratamientos, sin que tengan que verse el psiquiatra con el sacerdote.
    Los fieles o los pacientes deben ser dóciles a estos tratamientos complementarios que muchas veces logran que las personas y sus familias mejoren notablemente.

    “No hay que tenerle miedo ni al psiquiatra ni al confesor”.
    Betsi.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: