h1

El Reino crece con humildad

17 julio, 2011
ANUNCIARÉ COSAS QUE ESTABAN OCULTAS

El Evangelio de hoy (Ver Widgets),nos presenta a Jesús hablando de uno de sus temas preferidos:
El Reino de Dios.
Lo hace a través de parábolas y cuentos sencillos.¡Excelente pedagogía para que la gente
que lo escucha,lo entienda con facilidad!

El Reino de Dios se parece a…Observemos que en las
tres parábolas , hay un común denominador:
se parece siempre a algo que está en proceso.
El trigo que crece en el campo, tarda meses en llegar
a dar frutos; el grano de mostaza necesita más tiempo todavía, para convertirse en el árbol que
escogen las aves para anidar en sus ramas.
La levadura mezclada con la harina debe ser dejada una noche en la oscuridad para que haga su efecto y transforme la masa en el pan, que servirá de alimento para la familia.

El Reino de Dios a igual que las comparaciones que usa Jesús como “procesos”, también necesita desarrollarse en el tiempo y en forma escondida.La presencia de Dios que viene, no es algo espectacular, no es una tormenta, un tornado, un terremoto o un Tsunami que pone
todo patas para arriba en un momento.

Para Jesús el Reino ya está presente en medio de los hombres, pero de una forma tan sutil que si no ponemos atención corremos el peligro de no reconocerlo.
Los impacientes , los que desean una acción espectacular y una venida triunfal y poderosa , se desesperan y el Reino se les escapa de las manos.

Sólo los que ponen toda su confianza en Dios, los que cumplen
con su Palabra y dejan que crezca su presencia en la oscuridad de los corazones, descubrirán con gozo, que la masa ya está preparada para el horno; que el pequeño arbusto ha crecido y se ha convertido en un árbol y que el campo que parecía muerto, está lleno de vida y promete una buena cosecha.

¿Cuál es entonces nuestra responsabilidad como cristianos?

Mantener los corazones abiertos para facilitar el crecimiento misterioso del Reino de Dios en el mundo;
ser pacientes hasta tener la misma paciencia del Dueño del Campo, que no quiere que se pierda ni
una sola de las plantas de trigo.

VER AQUÍ EL POWERPOINT

Evangelio San Mateo 13, 24-43

Easy Free Borders from TagBot Borders

5 comentarios

  1. Si encuentras el Reino de Dios lo tienes todo.
    Un abrazo
    maribel


  2. Pero cualquiera que quiera seguir a Cristo ha de estar vigilante y no dejarse arrastrar por tanta cizaña como le rodea, muchas veces disfrazada de trigo bueno, pero que no por ello deja de ser cizaña. Por poner algunos ejemplos, cizaña es el relativismo reinante que niega la existencia de verdades y mandatos objetivos, construyendo cada uno su propia moral, lo cual es absurdo. Cizaña es presentar la mentira como si fuera la mejor de las verdades, cosa que con tanta frecuencia hacen muchos políticos para servirse del pueblo y no servir al pueblo. Cizaña es ese convencimiento generalizado de que todo lo que produce placer, cualquier placer, es bueno y, por ello, se puede experimentar y practicar.

    Ante tal realidad, lo primero que tiene que hacer el cristiano responsable es cuidar con esmero su vida cristiana, empleando como medios principales, la oración, los sacramentos, la formación y un espíritu luchador por vivir con coherencia la fe que profesa. De esa manera, a pesar de la mucha cizaña que hay en nuestra sociedad, permanecerá fiel a sus compromisos bautismales e irá por caminos de santidad.

    Con la ayuda de la Virgen hemos de procurar ser buen trigo y ayudar a los que, por ignorancia o debilidad, son cizaña a dejar de serlo y convertirse en buen trigo.

    Querida María Luisa, que Dios te bendiga por María !!
    Betsi.


  3. Nuestra responsabilidad como cristianos es, ante todo, doblegar las actitudes negativas que nos alejan del reino de Dios. Creerse superior a otros, vejar, humillar y ofender no son actitudes cristianas, tenemos que educar nuestro espíritu para reconocernos pecadores, no juzgar a los demás por los errores que cometen, saber que por muy nobles que creanos ser, estamos inclinados a pecar. No por ser generosos dejamos de ser pecadores, ¿de qué nos sirve estar metidos en una iglesia dándonos golpes de pecho si al salir, criticamos, mentimos, humillamos, somos egoístas y prepotentes? Realmente, es un proceso el reino de Dios, que comienza con el anhelo de alcanzarlo a sabiendas que debemos apartar las actitudes negativas, tratar cada día de corregirnos para acercarnos al Santísimo con la frente en alto, postrarnos ante Dios y pedir perdón por nuestra pequeñez humana. Ser conscientes de que sin Dios no somos nada, ¡todo lo puedo en Aquél que me fortalece! Un abrazote, amiga linda, que las bendiciones de Dios te alcancen a cada instante junto a los tuyos.


  4. (Mat 13.24.43) Dejadlos crecer juntos hasta la siega…
    Dame Señor, el don de la prudencia, el saber lo que he de hacer y decir en cada momento….

    Un abrazo María Luisa,
    http://www.isladesentimientos.es/


  5. El problema no es saber quienes son los buenos y quienes los malos, que no encanta hablar de ello.
    El problema es construir el Reino desde abajo, poquito a poquito. Hacer el bien. Anunciar el Evangelio.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: